Nuestra fundadora Madre Bernarda

  • una mujer extraordinaria del siglo XIX
  • una mujer entre dos frentes, entre liberalismo, radicalismo y fundamentalismo católico
  • una mujer con una visión
  • una mujer que experimenta muchas resistencias y enemistades, por mantenerse fiel a su misión
  • una mujer profundamente anclada en la fe
  • una mujer que, en pleno período de clausura de conventos, da vida a una nueva Congregación
  • una mujer capaz de iniciar una nueva forma de vida religiosa en la Suiza Central
  • una mujer con profunda vida interior
  • una peregrina, siempre en camino
  • una mujer que no teme arriesgarse para llegar a la meta
  • una mujer consagrada de quien muchas personas de su tiempo sostenían que no lo es
  • una mujer, exactamente como se la necesita hoy

Biografía de Madre Bernarda Heimgartner 1822 – 1863

182226. de Noviembre, nace Maria Anna Heimgartner en Fislibach, Argovia
1829Escuela elemental y vocacional en Fislisbach
1836Fallece el padre
1837Termina su educación básica
1838 Niñera en Baden, Argovia
1840Formación en el convento de las Capuchinas "María Krönung", Baden
1841 Continúa su formación con las Ursulinas en Friburgo en Brisgovia, Alemania
1843
1844
Aspirante y Novicia donde las hermanas de la Divina Providencia en Ribeauvillé, Alsacia
184416. de Octubre Profesión religiosa en Altdorf
17. de Octubre llegada a Menzingen, Cantón Zug
primera superiora de la comunidad
186321 de Septiembre elección de Hna. Salesia Strickler como nueva superiora de la Congregación.

13 de Diciembre, muerte de Madre Bernarda

 

Patria y Familia

María Ana Heimgartner (futura Madre Bernarda) era una niña como miles de otras, pero podemos descubrir ya en sus primeros años de vida, experiencias que la prepararán para la tarea que tiene por delante.

Patria

La lucha entre liberales-radicales y conservadores era especialmente dura en el cantón de Argovia. Los derechos de la Iglesia Católica fueron reducidos en forma significativa mediante el artículo de Baden. En 1841 se clausuraron los conventos en el cantón. Gran parte de la población le dio las espaldas a la Iglesia, buscando otros medios de salvación.
En Fislisbach, pueblo natal de María Ana, el párroco se negó a leer desde el púlpito un decreto gubernamental que atacaba a la Iglesia y al Obispo justificando acciones antieclesiales. También se negó hacer un juramento de fidelidad al gobierno, lo que le valió una multa en dinero. Era el año 1835, cuando Maria Ana contaba con 13 años de edad.

Familia

María Ana Heimgartner nació en Fislisbach, el 26 de Noviembre de 1822. Creció en una familia profundamente religiosa que participaba activamente en la vida parroquial. La familia era pobre y dependía de una subvención comunal. El libro de contabilidad de los pobres hace mención varias veces del zapatero Heimgartner como una persona "trabajadora, buen educador de sus hijos".

Era un golpe duro para la familia cuando murió el padre con apenas 48 años. María Anna tenía apenas 14 años. Tuvo que trabajar como niñera para ganarse el sustento para la familia.

Un año después de la muerte del padre, se abrió una escuela normal en Lenzburg. La mamá pidió un préstamo a la municipalidad para posibilitar el estudio de su hijo. La escuela normal era dirigida por liberales. La Señora Heimgartner no tenía miedo de las actitudes antirreligiosas en la Escuela Normal. Esto es sorprendente para una época cuando la población católica de la Suiza se oponía en general a las tendencias liberales.