Mensaje del capítulo General 2019

Enraizadas en Cristo… ser presencia transformadora

ESTE ES MI LLAMADO – ESTE ES NUESTRO LLAMADO

Estar inmersas en la realidad humana y ser PRESENCIA TRANSFORMADORA 
en nuestro contexto hoy.
Vivir el Misterio Pascual nos transforma para convertirnos en Su presencia en nuestro mundo cambiante y desafiante.  Nuestro estilo de vida está profundamente enraizado en Dios (Mc 3,14).
La dimensión contemplativa en su significado más pleno impregnará todos los aspectos de la formación. 

LA MISIÓN HOY
Pretendemos traer vida nueva frente a la muerte, plenitud en la vida para nosotras mismas, para el prójimo y para nuestra casa común (Jn 10,10).

A través de nuestra vida contemplativa y profética, intentamos involucrarnos con las personas en los márgenes de la sociedad.
Respondiendo a la necesidad de los tiempos en nuestros respectivos contextos, juntas vivimos el Carisma de la Santa Cruz.
Cultivamos la conciencia de que estamos unidas en nuestra diversidad.
La colaboración y el trabajo en redes refuerza nuestros apostolados.
Somos transformadas y transformamos a través de nuestra colaboración a nivel nacional e internacional.
Como co-creadores, abrazamos la creación de Dios y, en solidaridad, tomamos medidas para vivir de manera sostenible.
En este mundo globalizado, nos comprometemos a promover la justicia, la misericordia y la igualdad.

FORMACIÓN Y LIDERAZGO
La formación es un proceso de toda la vida.
Nuestro estilo de vida está profundamente enraizado  en Jesucristo.

Un enfoque holístico nos inspira a una transformación continua de nuestra mente, de nuestro corazón y de nuestra voluntad.  
“Viva Jesús en nuestros corazones” (Madre Bernarda)

Se fomentan las cualidades de liderazgo a través de la formación continua. Estamos llamadas a ser líderes servidoras en el Reino de Dios (Jn 13).

Nuestro mundo secularizado nos llama a ser presencia transformadora.

Viviendo el Reino de Dios de forma radical, abogamos por los derechos y la dignidad de cada persona, atentas a las políticas de protección a la hora de cuidar de las personas vulnerables.
Valoramos los medios de comunicación social y promovemos su uso saludable para crear una comunión a nivel mundial alrededor del Carisma de la Santa Cruz.

“… recuerden, yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo". (Mt 28:20b)